domingo, 15 de abril de 2007

Borat: Cultural Learnings of America for Make Benefit Glorious Nation of Kazakhstan (Larry Charles - 2006)

El chiste de los judíos. Que me perdonen pero ese gag (en la presentación de los primeros 10 minutos) merece punto y aparte. Borat ha sido uno de los fenómenos del 2006. Incluso tiene una nominación al Oscar. Su actitud descarnada de las diferencias culturales es algo ya usado en clave de humor por otros cómicos, pero Sacha Baron Cohen pule la técnica y la ennegrece hasta dejarla reluciente como la antracita. Los pequeños detalles crean una atmósfera de falso documental muy alegre. Las pequeñas interpretaciones son emotivas. El profesor de conducción es adorable "si claro, puedo ser tu novio si quieres, no hay problema".



. Pero me cabrea el uso de Ederlezi de Goran Bregovic como recurso emotivo. Que necesidad de fusilar esa cancion mas innecesaria, segun mi punto de vista. De todas formas, la road movie es muy entretenida. Sufre del mal de la cadena de gags en algunos momentos. Encadenar las situaciones desde el punto de vista del gag, le resta fluidez cinematográfica, pero añade empatía en las escenas independientemente, cosa que produce el efecto "comentar la película". Algo muy valorado en el cine comercial. Te acuerdas de la escena del oso? o la de la lucha libre en pelotas? que risa eh...


Independientemente del flujo de escenas, Borat se deja ver muy bien. Es graciosa desde el punto de vista crítico con EEUU. Y nunca un país necesitó tanto la autocrítica. Cuando Borat destruye cosas, las destruye a conciencia. Y cuando conoce a unos universitarios en una camioneta rumbo a California, los conoce por necesidad antropológica.

El vendedor de armas, el director y el público del rodeo, se descubren solos, con un pequeño empujoncito. Como muchos otros en la película. La radiografía social es realmente malintencionada. La colección de cromos parece un álbum cutrefascista de personajes equivalentes al "cañí" español.


. No puedo evitar recordar a Torrente. Un personaje caricatura. Exageradísimo retrato negro del español facha medio. Héroe para unos y hazmerreír para otros. Borat opera en la misma frecuencia. Salta con pértiga la moral conservadora y moralista para caer encima de ella, de culo mas bien. Y como hace gracia, no pasa nada. El catalizador del humor. Estoy recordando que debo volver a ver Lenny, de Bob Fosse. La mejor tesis sobre tabú, humor y moral que puedo recordar.


Borat es la película "milagro" del 2006 (por película milagro se entiende una producción pequeña, independiente, que consigue un éxito en taquilla gracias al boca a boca). Con un número de salas inferior a 1.000, extiende la mala sangre debajo de gags escatologicos o sexuales.




No hay comentarios: