viernes, 20 de abril de 2007

Children of Men (Alfonso Cuarón - 2006)



La mejor película del año 2006 en cuestiones cinematográficas. Ésta asertación es peligrosa, obviamente, y incluye ciertos componentes difíciles de ligar unos con otros. Primero de todo, reconozcamos que la ciencia ficción le resta credibilidad dramática a un film por definición de género. Y si un film de ciencia ficción aborda el desarrollo dramático con éxito, tiene tintes de victoria cinematográfica. En segundo lugar, los grandes nombres de actores y actrices son handicaps de veracidad fílmica. En el caso de contar con actores de reconocido trabajo en la profundidad psicológica, la curva de brillantez arranca hacia arriba progresivamente. En la cuestión peliaguda de los valores de producción y diseño de producción, un film de ciencia ficción cuenta con barreras infranqueables a la hora de tratar la impresión de realidad, base de la empatía cinematográfica. Y por último, en cuestiones de márketing, branding y targeting, una película de ciencia ficción fallará irremediablemente en alguna área de promoción por culpa de sus convenciones de género. A menos que quede oculto el factor ciencia ficción hasta el límite de lo prudente.


Con todo esto pretendo haber sentado una estructura valorativa. Alfonso Cuarón debe ser tremendamente inteligente, porque parece tener en cuenta una serie de estructuras de producción, convenciones de género, elecciones y métodos de trabajo, que crean un pequeño milagro cinematográfico. El trabajo actoral es brillante. Desde Owen hasta Julianne, pasando por Michael Caine, un genio luminoso. El guión es emocionante y con un balance de acción, drama y transiciones climáticas llenas de elegancia. El diseño de producción es una maravilla de la seriedad, la investigación y la inteligencia práctica. Una aplicación inmediata de la realidad de ayer dibujada como si fuera mañana. Bombas, pantallas de video y aglomeración humana en zonas urbanas, es todo un gran chiste del equipo técnico? o debemos atemorizarnos por las sutilidades...


Pero todo lo anterior descrito da igual a fines de decir que es la mejor obra cinematográfica del 2006. Lo que realmente importa es la dirección. Las elecciones de dirección. La toma de decisiones. La cámara. el punto de vista. La visión de Cuarón.


Vemos a nuestro alrededor mientras vemos el film. Porque la puesta en escena es una simbiosis de nuestro alrededor. Y la catarsis es completa cuando la cámara explica lo que ocurre a nuestro alrededor. Cuando la escena del coche por la carretera consigue convocar soledad y frío otoñal, y el asalto crea catarsis colectiva en silencio diegético, el círculo se ha cerrado. El pulso del clímax final entre experimentos sonoros y balanceos de Steadycam es sobrecogador desde el punto de vista de un espectador cuyos motivos para comprar la entrada hayan sido por cuestiones de género o recursos valorativos de rebote mediático. Es una trampa para moscas. Es la hipnosis y el mazazo. Sólo se pueden achacar un par de coincidencias excesivas a nivel de guión. Pero juraría que son necesarias para mantener la línea de las convenciones de género de acción a flote.


Dos secuencias merecen pasar a los anales de la dirección de acción. El asalto al coche en el bosque. Y la catarsis bélica del climax final. Una obra maestra moderna. La primera película que me hace plantear si sería capaz de comprar un equipo HD-DVD para verla a 1080i y sonido PCM. Bueno, quizá ésta y Innocence.



3 comentarios:

Artemio dijo...

Mi estimado, me ha dado mucho gusto leerte en linea. A pesar de que no tengo ni la quinta parte de la formación necesaria para entender tu discurso cinematográfico, el conocerte me ayuda para entender de lo que hablar y apreciar tus escritos.

Ya me ayudara un poco para quitarle lo "naco".

Te quería comentar que el HD-DVD, además de traer un detrás de las cámaras de la escena del auto y del nacimiento del bebe, y una discusión con escritores y filósofos de los temas (como el DVD), contiene un extra interactivo durante la película. Éste presenta "picture on picture" con comentarios, además de la verdadera joya de esta interactividad: poder ver todas las fotos, recortes de periódico y comerciales a discreción sobre la película durante el segmento que aparecen en pantalla.

Y deja decirte que en 1080p se ve preciosa, sin contar que con dicho extra se puede leer a la perfección todo el detalle que hay de fondo.

El audio no viene en PCM uncompressed, pero si en DD+ a 1.5 MB por segundo. No es la mejor calidad, pero se escucha muy bien, y el diseño de audio de la película es muy bueno.


Un saludo mi hermano.

The Storyteller dijo...

Maldita sea... cada día me queman mas las manos con el HD-DVD...

Ivan dijo...

Me gusto muchisimo esta pelicula, coincido que esta es de las pocas que me hacen voltear al HD. Cuarón me habia impresionado antes con Great expectations; pero nunca se me olvida sus raizes televisas de 'Hora Marcada' jejej ...

La nominacion de cinematografia a Lubezki se me hace un elogio de la casta intelectual de la cinematografia hacia mexico... y lo mas grandioso es que se lo lleva el fauno, finalmente se ve el fin del cine de Lopez Portillo... Me da gusto por Mexico.

Saludos Carnal!