viernes, 20 de abril de 2007

Johnny Mnemonic (Robert Longo - 1995)



Me ocuparé de algunas de las películas que he perdido hoy... Terrible pérdida. Entre ellas el chupibodrio de Johnny Mnemonic. Cuanto cariño le tengo a esa película. Que guión mas lamentable. Y lo peor de todo esque lo firma el propio autor fetiche del Cyberpunk. El propio William Gibson suscribe el guión de este intento casero de Cyberpunk tardío. Los guiños a los personajes de Neuromancer son graciosos, las guardaespaldas, Ralphie con su brazo mecánico, el vestuario ultrapunk basado en el de los 80´s... Pero que interfaces 3D mas bonitos. Son realmente estéticos.

Dina Meyer es una actriz terrible (Recordarla en Starship Troopers). Keanu solo sabe hacer de Keanu. Ice-T como paradigma de los high-tech low-life (Patrón de vida cyberpunk). Y Takeshi Kitano haciendo de villano con profundidad dramática. Por cierto, no sabía que Kitano no era capaz ni siquiera de vocalizar en inglés. No olvidemos a Dolph Lundgren, como cyborg-predicador.

con todos estos coloridos elementos, conseguimos un cóctel de cyberpunk dominguero. Pero la verdad esque la suma de sus terribles partes, dá como resultado algo no tan terrible. Es graciosa, dejémoslo ahí. Y olvidemos que siento un extraño placer culpable. Las motivaciones del protagonista son algo forzadas con calzador. El universo y el background de la película son de cartón piedra. Y el presupuesto se hace malgastado. El delfín es muy bonito a pesar de todo. Y los efectos de los hilos monomoleculares son preciosos (por cierto son utilizados de nuevo en Appleseed, el anime del 2004 en 3D).


Creo haber visto la versión sin cortes japonesa. No puedo recordar si la versión que vi hace ya 11 años tenía escenas eliminadas. Estoy seguro de que en el corte para cine original, no aparecían tantas escenas inservibles de Kitano viendo visiones inconexas. Le resta ritmo y confunde a las motivaciones del personaje.


Odio cuando Keanu se toca las sienes con las dos manos para enseñar a los espectadores que su personaje está sufriendo. Pero adoro su cara de piedra de río cuando descubre algo importante para la trama. Es un clásico. Si Keanu no existiera, no filmarían ni la mitad de películas de ciencia ficción. Johnny Mnemonic es un clásico basura moderno. Tiene estilo dentro de su mediocridad. Y sobresale como el único intento que recuerdo de plasmar el cyberpunk en estado original tal como fue concebido 15 años atrás del rodaje del film.


Nota Freak: El sillón con el casco de realidad virtual y los cables colgando detrás tienen una similitud sorprendente con los de Avalon.


Nota Freak II: El título de implante húmedo (wet-wired implant), sale de ésta película y por extensión del relato corto de gibson.




















1 comentario:

Ivan dijo...

En efecto, creo que keanu se frusto tanto con su actuacion en esta pelicula que se obligo a hacer Matrix despues. :P A mi me gusto mucho esta pelicula por los visuales. No fueron creados con motivos de pedantes elitistas como en hackers...

Esta es una de esas peliculas que podrian haber hecho mucho mas; que tragedia... Cuando la veo me acuerdo de Max Headroom... pero eso es otro rollo...