miércoles, 20 de junio de 2007

Hostel (Eli Roth - 2005)



Una película curiosa. Mucho hype y un presupuesto de 4,5 millones de dólares. Había que verla. Y con la escena del ojo incluida. Es curioso ver de vez en cuando una película de género gore fabricada como un thriller de terror. Con un guión cuidado y con actores semiconvincentes, el gore puede elevarse a discurso violento. Casi como los de Tarantino.


Pues no me convence. Ni siquiera al estar apadrinada por el mismo Tarantino. El género gore tiene su propia idiosincrasia, su propio micromundo. El discurso de la violencia como canal de impacto ya es cansino. El discurso de la ridiculización del universitario americano es divertido, pero manido tambien. Y el discurso del mal que se origina en Europa del Este... en fin.


Las aptitudes de dirección son fantásticas. De hecho son geniales en algunos momentos. Pero no resulta tan buen guionista. La intensidad se concentra despues de los primeros 40 minutos. Y ni siquiera aguanta hasta el acto final. Porque el pulso lo mantiene mientras filma angustia. El desarrollo inicial juega al rompecabezas, pero es un puzzle de 3 piezas. Demasiado sencillo, teniendo en cuenta que la propuesta es de violencia implicita. Violencia, por otro lado, muy bien articulada. Muy fina, dirían algunos. La verdad esque las escenas de contenido gore han quedado majas.


No obstante, dado el bajo presupuesto y la fantástica dirección de violencia, es una película muy razonable. Aunque no comulgo con la supuesta intención de ridiculizar a los universitarios yankees... El maldito héroe vuelve a salir una vez más. Incluso en una maldita película gore de alto presupuesto, vuelve el héroe, que cansino.









No hay comentarios: