martes, 27 de mayo de 2008

300 (Zack Snyder - 2007)



Una de esas películas que se integran en la cultura de forma sorprendente. Un año despues de su estreno podemos observar el creciente interés que ha despertado el mundo del cómic adulto y las obras de Frank Miller en el celuloide. Entre parodias, versiones cómicas (Meet the Spartans o Casi 300 en España...), y el uso de su estética y personajes arquetípicos, la obra de Snyder y Miller ha calado en todo el mundo dejando una recaudación de 465 millones de dólares para un presupuesto de 65.


La película trata la épica de la batalla de las Termópilas desde un punto de vista llamado "Fantasía Histórica". La construcción de la sociedad espartana y la mitología persa inventada crean controversia por su alejamiento del realismo acartonado del peplum de los años 50 y 60, el más directo referente histórico en la historia de los géneros cinematográficos. Pero las nuevas generaciones recordarán 300 por encima de las películas de Maciste y Espartaco gracias a la narrativa visual de Miller y Snyder.


El planteamiento visual es muy cercano a otros clásicos modernos como Sin City o Matrix. Una construcción de la composición y la velocidad de obturación hiperbólica dan paso a personajes férreos y arengas épicas. Un personaje femenino más acorde a nuestros tiempos y un tratamiento de la violencia superlativa cercana a los chorros Tarantinescos hace de 300 una bandera de la ola de adaptaciones del mundo del cómic al cine.


Levantó ampollas por su construcción de las antiguas razas originarias de Persia, las actuales Iran y Irak. Por su tratamiento del conflicto Este-Oeste (EEUU-Oriente Medio) se ganó desconfianzas y por su construcción alrededor de la composición pictórica y la exagerada puesta en escena, media crítica le dio la espalda. Pero 300 caló a lo largo de este año como una obra de fuerte carácter memético. Ha sabido emocionar y exaltar las audiencias de forma sorprendente, siendo la tercera película R-rated más taquillera de la historia, detrás de Matrix Reloaded y La Pasión de Cristo. Además de recaudar sumas considerables con las ediciones en DVD, HD-DVD y Bluray.


Por encima de aciertos y fracasos, 300 será una de esas películas que enseñará a las generaciones futuras cómo la cultura de principios de siglo XXI retrataba los grandes temas. El conflicto armado, la crisis política de no intervención, el voluble concepto de libertad, las diferencias raciales y sobretodo el choque oriente-occidente que arranca en este nuevo siglo. Tambien es interesante el tratamiento a los roles de hombre y mujer que se reescriben a partir de una obra histórica para servir a su tiempo. La lectura de Snyder sobre el poder de la mujer en un patriarcado y los procesos políticos en época de dificultades bélicas puede ser efectivo o efectista por sencillo. Pero finalmente, parece haber marcado este pasado año convulso como foro de discusión improvisado.


Técnicamente soberbia y de una finura narrativa sin mancha, la película replantea las posibilidades audiovisuales del cine de hoy. De una forma similar a cómo hizo Sin City poco antes, pero con una eficacia mucho mayor, nos reexplica el proceso cinematográfico en cada nueva secuencia de batalla. De forma pretendida o espontánea, 300 es un éxito del cine nacido del cómic para adultos. Y su eficacia narrativa no deja sino grandes esperanzas en la siguiente película del director, a estrenar en el 2009, Watchmen...



No hay comentarios: