viernes, 8 de agosto de 2008

"La Trilogía de la Família", Dog Soldiers, Almost Famous y Peter´s Friends



Ayer me acomodé unas horas y disfruté de películas que hacía tiempo que no veía. Una larga sesión de disfrute fílmico y autocomplaciente. Primero sangre e higadillos licántropos con Dog Soldiers. Y despues el viaje de rigor por los años 70 en Almost Famous y por los 90 en Peter´s Friends.

Alguien diría que no tiene mucho que ver el higadillo con el despertar sexual y el viaje iniciático adolescente. Todavía menos con el reencuentro de un grupo de amigos para compartir sus miserias y desdichas 10 años despues. Pero la mezcla fue una sorpresa. Un programa triple que comienza con fuerza y serie B, continúa con una historia intimista pero universal de una impecable factura y termina con un clásico del año 92 que reúne un enorme pedazo de historia contemporánea.

Los Amigos de Peter reúne una cantidad de información útil para los futuros estudiantes de la década de los 90s y el impacto cultural de los 80s en ella. Tanta información útil como la Batalla de Alger, de Gillo Pontecorvo o Roma de Fellini. La selección musical, el trabajo de búsqueda y personajes estereotípicos que han superado los 30, y aquellas fabulosas vestimentas con una herencia cultural de EEUU, son algunos elementos ahora ya folclóricos y hermosos en una película eterna. Su historia conmueve por la cercanía de cada uno de ellos, cual personajes de un tarot de los años 90, recorriendo todos los estadios de la pre-madurez. Todos ellos huyen despavoridos ante una sola idea que los persigue, la família.



Y alrededor de la madurez musical del Rock de los 70s caracolea Casi Famosos, de Cameron Crowe. Un viaje a través de la norteamérica del Rock de Black Sabbath, The Doors y Iggy Pop. A través de Stillwater, un grupo cebo, y la revista Rolling Stone, la película avanza cincelando la muerte y reinvención de la banda musical.
El protagonista de 15 años devora a través de esa peregrinación a los templos y gurús del rock, los evangelios de la rebeldía y la juventud cabreada de largas melenas. Construye una família y un nuevo hogar, lejos de su castradora madre. Para al final del camino, consigue descubrir algo por encima de todo lo demás: las licencias morales de la madurez que se aprovechan de la juventud y la destrozan en venganza por su fallido intento de integración social. Descubre el terrible sistema emocional que se esconde detrás de unos melenudos tocando guitarras y baterías. Descubre el misterio de la rebeldía a través de una falsa família. Y de mútuo acuerdo con el espectador, se reconcília con su madre y hermana, despojos de la auténtica família americana de la época.



La tercera família de la noche fue la primera con la que comencé la sesión de forma inesperada, el ejército. De sobras son conocidas las pretensiones de integración familiar homoeróticas de los soldados, en especial de los grupos especiales y comandos. Pero sin duda, lo más fascinante de Dog Soldiers es la trifulca al estilo de Capuletos y Montescos. Una família unida contra otra. Una acorralada y otra depredadora. Un romance híbrido y un final trágico. Shakeaspeare ya lo hizo todo... No hay manera, es injusto. No queda nada por ver?
Sí, unos hermosos hombres lobo de dos metros caminando erguidos y rugiendo deliciosamente.
Dog Soldiers, la primera película de Neil Marshall, es una propuesta de serie B con mucho acierto y alegres sangrías, carne de festival de Sitges y pieza clave en el evolutivo concepto familiar que el cine representa década tras década.

Tanto la película de Ken Brannagh como la de Crowe huyen del bastión familar como ratas de un barco. Y sólamente la de Marshall alegó a la calidez del grupo y la hermandad, entre visceras y disparos de rifle automático. Bajo una piel de cordero, Almost Famous destruye y recontruye, mientras que Peter´s Friends aniquila y reduce a polvo sin piedad.



Quiere esto decir que la ingenuidad de un género menor se sirve de estructuras universales para construir sus propios recursos? O quizá el intimismo del viaje de ida (Casi Famosos) o el de vuelta (Los Amigos de Peter) es tan cercano que provoca la proyección del espectador de forma irreparable...

Creo firmemente que el heroísmo de Hércules, Jasón o Indiana Jones provienen de su desestructuración familiar, en concreto de su falta de figura paterna o figura ausente. El héroe huye y soporta el peso de otro para mitigar su falta de identidad. El licántropo es un padre feroz, que devora la libertad del individuo. La música Rock es un opiáceo, una manzana del olvido que borra al padre de la foto de família. El éxito y la soledad son frutos podridos del hijo de padre ausente, que debe construir una vida por partida doble, la propia y la de aquel que no conoce pero mira con ojos severos.


De vez en cuando veo tres películas seguidas en una noche y me monto historias y teorías inconexas como ésta. Pero de cualqueir forma, las tres películas por separado tienen un gran carisma. Aunque en mi cabeza las ponga en una caja triple bajo el título: "La trilogía de la família", no dejan de ser tres films sin ninguna relación aparente entre ellos.

La próxima vez me lo pensaré antes de ver la tercera, y me recordaré que luego sueño cosas raras.


P.D.: La review de Wall-e creo que esperará unos días. Así hay menos peligro de spoilers. Aunque tampoco tiene este blog legiones de seguidores, siempre afecta de una forma o otra la opinión externa antes y despues de ver una película, así que mejor que sea despues. La situación lo merece.

No hay comentarios: