domingo, 21 de junio de 2009

Knowing (Alex Proyas - 2009)

.
La última película de Alex Proyas es extraña e inquietante. Consiste en una mezcla de géneros pocas veces mezclados con tanta convicción. El cine de catástrofes sigue pegando una o dos veces al año, fiel a sí mismo y fiel a directores como Roland Emmerich, que ya prepara su fin del mundo en el 2012. Por otro lado, la ciencia-ficción, género trabajado por Proyas en otras ocasiones con resultados muy dispares (I, Robot y Dark City). Ambos se mezclan de forma extraña, con reminiscencias muy claras al cine de Shyamalan, incluso podrían advertirse tics de The Happening en escenas clave (sin querer demeritar la película).

Nicolas Cage está completamente fuera de lugar, y parece darse cuenta. Cosa que hacia el final de la película empieza a tomar forma y a integrarse en el desmadre general hacia el que se empuja la trama. Una trama por cierto, delirante en ocasiones, pero de algún extraño modo efectiva. Quizá el talento de Proyas tiene mucho que ver con el ritmo, ya que aguanta un primer acto sin conflicto aparente simplemente con la ambientación y la intriga sobrenatural, conduciendo al espectador distraído directo a una secuencia de catástrofe aérea realmente impresionante.

Pero la película salta de género en género como pulga en celo. Y el pavor de las escenas de dantesca catástrofe colisiona con la intriga de film de terror llevado a terrenos del sci-fi clásico, como emulando a los clásicos de los años 50. Todo ello aderezado con cierto síndrome de Inteligencia Artificial... resulta una mezcla extraña e inquietante.

Proyas tiene una carrera muy irregular, plagado de situaciones extrañas y proyectos poco cohesionados. Es imposible tomarse en serio un film de catástrofes y ciencia ficción con Nicolas Cage de protagonista. Incluso su hijo demuestra ser más inteligente que él. Ya quedó demostrado en I, Robot que las grandes estrellas se pierden entre bambalinas.
La siguiente película de Proyas se llama: Drácula Año Cero...
.

No hay comentarios: