domingo, 21 de junio de 2009

Push (Paul McGuigan - 2009)

.
Curioso film de acción y superpoderes surgido de la sombra del cine de superheroes de cómic. El casting es más que aceptable y entrañable, con la antorcha humana de los 4 Fantásticos como protagonista y una Dakota Fanning pre-adolescente. El director Paul McGuigan y el guionista David Bourla ofrecen una película rodada íntegramente "On location", en este caso en Hong Kong. Y la fotografía estilo Tony Scott le da un saborcillo a cine de Hong Kong hipervitaminado.

Pero ahí acaba todo. El guión y la realización muestran una falta de foco y muy poco oficio. Con el desarrollo del plot a golpes, incluso a empujones, y una dirección en ocasiones ligera y en la mayoría atropellada, los actores deambulan como pollos sin cabeza.

El tratamiento de la mitología del superpoder es interesante, en su categorización y en su ejecución, tal cual clanes vampíricos mezclado con "The Company" de la serie Heroes. Pero a mitad de film, las sorpresas y el tono sucumben a una serie de triquiñuelas mentales y se enredan en sus propios conflictos como moscas en una telaraña. De hecho, un "pusher", aquel que hace "push", no se refiere al poder de la telequinesis (llamado muy sábiamente telequinético en la película), sino al poder de controlar la voluntad de otros. Extraño pues la elección del título y del poder del protagonista.

Dakota Fanning es con diferencia lo mejor del film. Aunque el resto de casting es más que decente y en algun caso como Victor, el ruso enfadado, incluso carismático, es una película a medio camino de demasiadas cosas, sujeta a demasiados clichés y convencionalismos.
Una lástima, ya que poseía elementos potenciales para ser un film con brillo propio.
.

No hay comentarios: