viernes, 19 de junio de 2009

True Blood Season 2

.
Sookie Stackhouse sigue desquiciando con su personalidad altisonante, y su descerebrado hermano ha cambiado el sexo por la fe. Mientras Bill intenta acostumbrarse a su nueva condición emocional y a la nueva novicia, Sam empieza un proceso de cambio interior.

La segunda temporada despega con un buen capítulo de arranque. Aunque la premisa argumental me sigue pareciendo terriblemente floja y poco trabajada, algunos personajes tienen un magnetismo y una personalidad realmente sorprendentes. Los guionistas parecen haber entendido las mecánicas de la primera temporada y plantean un nuevo misterio en las convenciones del género detectivesco, algo no muy claro en sus primeros capítulos, pero abrazado hacia el final.


Los misterios se solapan unos a otros y arranca una nueva temporada de mordiscos, higadillos y escenas tórridas entre Sookie y Bill. Y dada la carencia de series de TV durante el verano, será lo más entretenido que caiga en nuestras manos de momento.
No hay mejor manera de empezar una temporada que con un desnudo integral de Anna Paquin. Al final, todo acaba siendo pechuga y colmillazo.
.

No hay comentarios: