domingo, 23 de mayo de 2010

Legend of The Seeker, dos temporadas buscando.

.
The Sword of Truth es una saga de fantasía épica escrita por Terry Goodkind. Con su próximo duodécimo volúmen, cumplirá un largo camino de 15 años. Y ayer concluyó la segunda temporada de la adaptación televisiva de su obra.
Se trata de otra producción neozelandesa de acción y fantasía. Producida por Robert Tapert, marido de Lucy Lawless y perpetrador de Xena, Hércules y la reciente Spartacus. El otro habitual sospechoso es Sam Raimi, un habitual de estas lides. Con el propio Goodkind avalando la adaptación a formato televisivo sindicado, La serie hace grandes esfuerzos por aguantarse en pie. Desde sus humildes inicios y torpes intentos de heroicidad fantástica, Legend of The Seeker propone una tarde de sábado familiar en compañía de una pareja de héroes y un viejo hechicero entrañable, el gran Bruce Spence.



.
Craig Horner y Bridget Regan mantienen una sencilla y apasionante historia amorosa basada en la imposibilidad de mantener una relación mientras el mundo dependa de ellos. Las subtramas románticas y triángulos amorosos ocacionales, sobretodo en la segunda temporada, aderezan y condimentan el espíritu amable y casto del horario protegido. Richard y Kahlan son una pareja de oro, que emiten chispas y ternura a partes iguales en sus correrías. Sin duda son el motivo principal de que hayan completado dos temporadas completas, porque todo gira a su alrededor, y consiguen complacer en esos 42 minutos semana tras semana.
.
Cara es otro personaje fundamental. Es una Mord-Sith, un grupo de mujeres guerreras sin piedad y sin sentimientos que usan ropa de cuero rojo oscuro, imitando la estética BDSM. Atacan con unos palos de cuero que inflingen dolor con el contacto. Las implicaciones sadomasoquistas son muy obvias, y abren una de las puertas más interesantes en el habitualmente aburrido universo de la Espada de la Verdad y sus sufridos héroes.

La mitología de Terry Goodkind es una tierna y sencilla recapitulación de las convenciones de la fantasía de los años 90. Con sus conceptos divinos absolutos, la magia pirotécnica, los ejércitos despiadados y las sectas secretas de mujeres asesinas... Y por supuesto la susodicha Espada de la Verdad y otros cachivaches extraños y rimbombantes como la Piedra de las Lágrimas, o las Cajas del Destino. Más adelante aparecen los Pilares de la Creación y el inevitable Inframundo.
.
El Creador, el Buscador, el Custodio, las Hermanas de la Oscuridad y las de la Luz. Se trata de un mejunje de ideas mil veces leídas en los habituales del género. Y el tono es terriblemente familiar. Pero algunos elementos aislados y la química entre actores hace de esta humilde serie un fenónemo emocional que despierta pasiones entre sus seguidores.

La banda sonora merece capítulo aparte. Y el Emmy a mejor banda sonora dramática lo certifica. Las escenas que de otra forma podrían parecer algo campestres, se convierten en emocionantes peleas sin sangre pero con mucho esfuerzo. Todos trabajan enormemente dadas las circunstancias, y al final, no nos queda sino agradecer el cariño volcado en una serie condenada desde un principio a ser menor y derivativa.

ABC no ha dado luz verde a una tercera temporada, y los fans ya han montado la plataforma de promoción habitual para recuperarla. Incluso Goodkind se ha sumado a la iniciativa, probablemente defraudado por no completar otro año de espadazos y chorretones de fuego mágico.
.
Richard Cypher no volverá a deleitarnos con sus mandoblazos y sus miradas llenas de ternura. Kahlan no volverá a lucir túnicas blancas mientras acuchilla enemigos, ni volverá a esclavizar gente con su toque de Madre Confesora. El abuelillo Zeddicus Zu´l Zorander apaga sus chorros de fuego mágico y sus sonrisas de Hannibal Smith. Y a Cara la echaremos todos de menos. Legend of The Seeker se ha terminado. Es muy difícil que renueve, así que habrá que esperar a la deseada Canción de Hielo y Fuego la próxima primavera...
Los sábados de fantasía familiar se quedan huérfanos.
.

1 comentario:

Verónica dijo...

Yo, de verdad, dudo mucho que la serie haya finalizado.
Sea en otro tipo de formato o como sea, creo que nos queda por ver más del "Seeker".

PD: y la segunda temporada no la consideraría tan familiar. Si mucho más light que los libros, pero la serie se ha vuelto más oscura que lo era en su primera temporada.